Mejores prácticas acuícolas para cuidar el medio ambiente

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), mediante la Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuicultura (DIPESCA), impulsa la creación de la Guía Ambiental de Producción de Camarón Marino para facilitar la elaboración de instrumentos ambientales que permitan reducir el impacto de las actividades acuícolas.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura sostenible debe garantizar la seguridad alimentaria mundial y al mismo tiempo promover ecosistemas saludables y apoyar la gestión sostenible de la tierra, el agua y los recursos naturales.

La iniciativa  orienta sus acciones al uso correcto de mecanismos que protejan la biodiversidad y hábitat marino nacional, como técnicas y formas de manejo del cultivo y buenas prácticas de alimentación; asimismo legislación ambiental vinculada a la acuicultura, monitoreo de la calidad de agua y diagnóstico de enfermedades, entre otros.

“Nuestra misión es impulsar y ordenar la actividad pesquera y acuícola. Sin embargo, es importante que protejamos los recursos hidrobiológicos que contribuyen a la seguridad alimentaria de los consumidores y al desarrollo económico de los productores guatemaltecos”, expresó Julio Lemus, director de DIPESCA.

La Guía cuenta con el apoyo de la Misión Técnica de la República de China (Taiwán), en temas como buen manejo técnico del cultivo, ordenamiento acuícola, legislación ambiental y rendimiento productivo.

En 2019, la acuicultura guatemalteca generó un ingreso de divisas superior a los $71 millones de dólares por la exportación de camarón a mercados internacionales como México, Estados Unidos, España, Francia y China (Taiwán), principalmente, según la Asociación de Exportadores de Guatemala.

9 julio, 2020