MAGA participa en reunión de ONU para reducir el impacto de El Niño en el corredor seco de América Central

Guatemala es considerado altamente vulnerable al cambio climático. La economía agrícola se ve afectada por diversos desastres naturales que dejan daños entre el 1.3% y el 3.7% del producto interno bruto. La infraestructura agrícola es mermada hasta el 70%, principalmente en granos básicos. Las cifras contrastan con los millares de familias campesinas que sufren los fenómenos y padecen hambre y desnutrición.

En ese sentido es importante vincular a organismos internacionales que apoyen proyectos de prevención e impulsen cambios sustanciales. Durante una reunión celebrada en la sede de FAO en Roma, Italia, Mario Méndez Montenegro, Ministro de Agricultura de Guatemala, lidera un planteamiento regional para disminuir el impacto del fenómeno del niño en Centro América y garantizar la seguridad alimentaria de la población vulnerable en el corredor seco.

En su intervención, Méndez Montenegro presentó su «Gran Plan Nacional Agropecuario 2016 – 2020» como la solución efectiva a las dificultades del campo. Seguridad alimentaria, extensionismo agrícola, acceso a riego y fortalecimiento de las cadenas productivas, son los cuatro ejes propuestos para mejorar las condiciones del sector agropecuario.

Ministro

Respaldan plan

Las agencias de la ONU y otros socios de la comunidad internacional acordaron apoyar el esfuerzo de los gobiernos en materia de prevención y ratificaron que la alianza estratégica entre las organizaciones con sede en Roma (FAO, FIDA, PMA), así como Sur-Sur unificarán acciones de cooperación para contrarrestar el hambre y la pobreza en el corredor seco de América Central.

La participación de Guatemala en estas mesas de discusión es de vital importancia, pues la comunidad internacional reitera su apoyo en busca del desarrollo rural integral y generación de resiliencia ante la variabilidad climática a la que estamos expuestos.

j1

30 junio, 2016