Avanza Gran Plan Nacional de Riego

En abril pasado el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), presentó el estudio y análisis “Papel Estratégico del Riego en Guatemala”, una estrategia que reconoce la importancia de captar, almacenar y utilizar adecuadamente los recursos hídricos en el país. Hoy el plan es una realidad puesta en funcionamiento.

Aldea Los Comunes, San Manuel Chaparrón, Jalapa fue la primera comunidad del corredor seco beneficiada con la implementación de un sistema de riego artesanal con capacidad de irrigar 35 hectáreas de maíz, frijol y tomate en beneficio de 111 familias afectadas por el clima árido característico de esa zona.  La inversión asciende a 2 millones 947 mil quetzales.

Ahora los productores tendrán dos o más cosechas al año, pues el recurso hídrico mejora el escenario productivo y contribuye al desarrollo rural integral, y por ende, garantiza la seguridad alimentaria y la economía de las familias.

¨Mi sueño es ver a mi Guatemala sin hambre, con la capacidad de producir su propio alimento y el alimento del mundo¨ indicó Mario Méndez Montenegro, jefe de la cartera agrícola.

El occidente del país, considerado un productor importante del agro nacional, también fue beneficiado. En aldea Los Encuentros, Concepción Tutuapa, San Marcos fue inaugurado en septiembre pasado un proyecto de mini riego por aspersión con capacidad de cubrir 25 manzanas con un caudal de 26 litros por segundo, beneficiando a casi 700 agricultores de Infra y subsistencia.

En 2017 la prioridad será el corredor seco, en ese sentido se contempla inaugurar en las primeras semanas del año una importante unidad de riego en La Fragua, Zacapa con capacidad de irrigar 1 mil 591 hectáreas de diversos cultivos.

En total, el Plan Nacional de Riego, reactivará 29 unidades que iniciaron funcionamiento, algunas, desde la década de los 60 y otras, las más recientes, a inicios de los 90. Hasta hoy se encontraban en abandono. En la actualidad, 13 sistemas están en etapa de estudio para evaluar su condición y determinar la inversión requerida para recuperarlos.

Las unidades priorizadas son: Canillá y Sacapulas Río Blanco en Quiché, La Blanca en San Marcos, Asunción Mita en Jutiapa, Cabañas y Oaxaca en Zacapa, Chuaxic y Xibalabay en Sololá. Las 8 unidades de riego, representan 3 mil 300 hectáreas de terreno cultivable para beneficio directo de 1 mil 300 familias. Se generarán más de 2 millones 181 mil jornales y se crearán por lo menos 8 mil puestos fijos de trabajo con beneficio indirecto para 48 mil 500 personas.

 

9 diciembre, 2016