Más competitividad, mejor productividad.

En Guatemala, alrededor de 3 mil pequeños y medianos productores de maíz y frijol son beneficiados, en lo que va del año, con acompañamiento técnico sobre asociatividad y encadenamientos productivos.

Estas estrategias contribuyen a fortalecer las capacidades de negociación y comercialización de los agricultores, mejoran la rentabilidad de su producción y su economía familiar.

Las acciones las impulsa el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), a través del Viceministerio de Desarrollo Económico Rural (VIDER), que juega un papel importante para la reactivación económica y el desarrollo rural, mediante estrategias productivas, organizativas y comerciales.

“Nuestro trabajo consiste en capacitar al agricultor para que venda de mejor manera sus productos y asegure sus ganancias. La asociatividad y las cadenas de valor permite tener una agricultura económicamente rentable, perfeccionar la capacidad de gestión, la toma de decisiones y el uso racional de los recursos”, indicó el viceministro a cargo del Vider Eddie Mendoza.

Con estas acciones, el MAGA brinda las herramientas necesarias para establecer una ruta de crecimiento rural y propicia las condiciones para impulsar el crecimiento económico del país, de acuerdo al pilar de Economía, Competitividad y Prosperidad de la Política General de Gobierno del Presidente Alejandro Giammattei.