Unión Aduanera permitirá agilización comercial agrícola.

En la actualidad, los trámites para comercializar productos entre Guatemala y Honduras demoran horas, días e incluso semanas. Inspecciones y verificaciones representan retrasos que vulneran la competitividad del país. La situación afecta principalmente a ciudadanos guatemaltecos que enfrentan dificultades para comercializar, lo cual repercute en la recaudación fiscal y por ende, la inversión social.

En ese sentido, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), entre otras instituciones, trabajan en el proyecto de Unión Aduanera.  Una política regional que agilizará la actividad comercial y permitirá la unificación de procesos fitozoosanitarios.

La mesa técnica se reunió en la frontera de Agua Caliente, Guatemala-Honduras, y determinó que existe un 80% de avance en el trabajo. La meta es iniciar las relaciones comerciales de forma conjunta, rápida y controlada, durante los próximos meses.  Estas acciones tienen como principal objetivo beneficiar al sector comercial, el desarrollo de la agricultura, sanidad animal y vegetal e inocuidad de los alimentos.

Después del encuentro, las autoridades recorrieron la aduana integrada en  la  zona fronteriza donde, al año, se moviliza el 26% de importaciones, en su mayoría de productos vegetales, y aproximadamente 14 mil 700 toneladas de productos de exportación hacia Honduras.

Para el MAGA  es  satisfactorio sumarse  a  estos  acuerdos que  contribuyen al desarrollo económico y agropecuario del país.

15 febrero, 2016