Duro golpe a la pesca ilegal

Durante la Cuaresma y Semana Santa, muchos guatemaltecos son vilmente estafados al comprar pescado seco. Pescadores y comerciantes sin escrúpulos ofrecen filetes salados de “Bacalao”, cuando en realidad se trata de Pez Vela, una especie cuyo comercio se encuentra prohibido y  causa daños a la salud humana porque posee alta concentración de mercurio.

Por si eso fuera poco, la pérdida económica que la pesca ilegal de esta especie representa para el país es incalculable, porque genera mayores divisas con actividades de pesca deportiva, donde los peces son devueltos al océano después de la respectiva fotografía.

El MAGA, a través de la Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuicultura, DIPESCA, está comprometido con la protección y preservación del Pez Vela. Junto a autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional Civil allanaron una bodega en la zona 1, donde decomisaron mil 34 libras de filete de pez vela seco salado, que eran almacenados dentro de 14 costales.

Es propicio hacer un llamado a la población para que evite comprar este producto porque además de poner en riesgo su salud, afecta la biodiversidad del ecosistema marítimo. El filete de pez Vela es fácil de identificar porque es más grande de lo normal, posee fibras de un evidente color corinto cuando está fresco y marrón cuando ha sido sometido al proceso de secado con sal, es decir, es un poco más oscuro que el resto de pescado seco.

22 febrero, 2016