Consumo de Pez Vela es dañino para la salud.

La tradición guatemalteca durante la temporada de «verano» pasa por costumbres que van desde religión hasta gastronomía.  En esta última, los productos del mar cobran protagonismo. Una de las opciones más suculentas es la preparada con filetes de pescado seco salado.

Aunque las aguas del país son ricas en variedad, y múltiples especies pueden prepararse de esta manera, existen pescadores y comerciantes sin escrúpulos dedicados a capturar una protegida por el CONAP, el Pez Vela. La pesca, comercio y consumo están prohibidos en la región y comerlo puede provocar serios problemas de salud porque posee alta concentración de metales pesados causantes de cáncer, como el plomo. Por si eso fuera poco, las condiciones clandestinas y antihigiénicas de manipulación contaminan la carne y generan reacciones alérgicas.

Durante 2016, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, a través de la Dirección de pesca, en coordinación con otras instituciones, ha ejecutado 7 operativos que incluyeron puestos de registro, allanamientos e inspecciones en barra. El trabajo permitió recuperar 4 mil libras de Pez Vela y la captura de 6 personas.

El MAGA hace un llamado a la población para que no sean sorprendidos y eviten la compra de esta especie.Reconocerla es sumamente fácil porque posee las siguientes características: 1) El filete fresco es de color rojizo y presenta pequeñas líneas blancas en forma de “V”.  2) El filete seco salado es más grande que el del resto de especies, las divisiones en forma de “V” son más notorias y presenta un color marrón.

La responsabilidad de proteger el ecosistema marítimo y los recursos pesqueros es de todos y el consumidor puede colaborar con una denuncia oportuna.

2 marzo, 2016