Guatemala libre de la enfermedad Newcastle

En cumplimiento al Programa Nacional de Sanidad Avícola (PROSA) que busca prevenir, controlar y erradicar enfermedades aviares, Guatemala se autodeclaró libre de Newcastle Velogénico Viscerotrópico, enfermedad que afecta los sistemas digestivo, respiratorio, circulatorio y nervioso de las aves.

Este importante logro de país se obtiene mediante la efectiva ejecución de procedimientos, actividades, estrategias y técnicas operativas para evitar la diseminación del virus en granjas tecnificadas, semitecnificadas y aves de traspatio a nivel nacional. Estas acciones realizadas por personal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), con el apoyo del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, OIRSA, y otras instituciones, incluyeron monitoreos serológicos, diagnósticos de laboratorio, vigilancia, seguimiento epidemiológico, evaluación de bioseguridad, emisión de permisos para la importación de productos avícolas y sus derivados, controles biológicos y campañas de vacunación.

La vigilancia epidemiológica permitió que solo durante 2018, se decomisaran 726 mil huevos de contrabando, 7 mil 644 aves, 1 mil 300 sacos de pollinaza y gallinaza, provenientes de México, Honduras y El Salvador.  Mientras en 2019 se reporta el decomiso de 110 mil 880 huevos, 420 aves y 15 sacos de alimento para aves, todo procedente de México.

Con esta autodeclaratoria, el MAGA cumple las políticas de protección del patrimonio avícola nacional, que asciende a 83 millones de aves, de las cuales el 46 por ciento son de traspatio, 12 por ciento de postura comercial, 3 por ciento son aves reproductoras y 39 por ciento destinadas para engorde.

Actualmente, el sector avícola Guatemalteco exporta carne de pollo, huevo líquido pasteurizado y aves de un día de nacidas a El Salvador. Además, genera 36 mil empleos directos y alrededor de 300 mil indirectos en los procesos de producción, transformación y comercialización, dentro de la industria nacional.

El Ministro Méndez Montenegro concluyó que “con este estatus sanitario, la industria avícola guatemalteca abrirá nuevos mercados para la exportación, generará más divisas y  se fortalecerá la seguridad alimentaria y nutricional de la población”.